Motivación: ¿Os vais a presentar, no? Esa es una pregunta que me han hecho muchas veces en los últimos meses. La gente tiene ganas de cambio, tiene necesidad de cambio; tantos años de mal gobierno, nepotismo y corrupción han dejado Arganda en una situación económica desastrosa, con una deuda que tardaremos muchos años en pagar y con un ayuntamiento intervenido por el Ministerio de Hacienda.
Los responsables de este desastre piensan que con pasar la mano por el hombro a los vecinos y prometerles que han aprendido la lección, estos olvidarán todo y volverán a votarles, pero se equivocan, la Ciudadanía ha despertado y no se va a dejar engañar por enésima vez.
Ha llegado su hora, ha llegado la hora de la gente en Arganda y no podemos defraudarles.