Está considerado el eje principal de la recaudación local. Nuestro Ayuntamiento se garantiza con ello alrededor del 50% de los ingresos. El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) es de obligatoria aplicación en todos los consistorios españoles, aunque su cuota queda a la discreción –y a las necesidades- de las autoridades locales.

El precio medio de las viviendas ha sufrido un fuerte ajuste desde el inicio de la crisis. El precio medio de una casa cayó un 14,7% entre diciembre de 2007 y diciembre de 2010, mientras que en los dos años y medio siguientes ha bajado otro 15,1% adicional. En paralelo, el valor catastral de las viviendas, lejos de bajar, ha seguido incrementándose de forma exponencial a medida que a los ayuntamientos les tocaba actualizar los tipos del impuesto de bienes inmuebles (IBI).

Hacienda es quien habilita a los municipios a modificar los tipos que gravan los inmuebles y el suelo rústico, industrial o residencial cada diez años y estos han usado esa prerrogativa para elevar la factura que cobran a particulares y empresas por ese concepto.

Me pregunto ¿Dónde están los servicios que deberíamos tener a cambio de ese impuesto tan alto?

Se ha conservado una política fiscal manteniendo “impuestos al máximo y demasiados servicios al mínimo”.

Me temo que mientras nuestro ayuntamiento no tenga sus cuentas saneadas…¡¡cuando será eso!!…., las cuentas no salen está claro…. que nos bajen el IBI pasa a ser casi utópico. Me da en la nariz que tendremos que seguir pagando con nuestro dinerito y nuestras casas sobrevaloradas, los desatinos del consistorio. O podemos cambiarlo??? Arganda si puede cambiarlo, debe cambiarlo.

No me cabe la menor duda de que el IBI se puede bajar si hay voluntad. La pérdida de ingresos se podría compensar conteniendo el gasto, estudiando los muchísimos agujeros que hay en la gestión pública… se podrían revisar contratos municipales, etc.

Arganda necesita ampliar el fondo destinado a otorgar ayudas públicas al pago del recibo del IBI a los vecinos que se encuentren en una situación de especial vulnerabilidad económica como consecuencia de la crisis. Hay que adoptar medidas para paliar el deterioro de la situación económica de muchas familias de Arganda, afectadas por los altos niveles de desempleo y la precariedad en la localidad., todo ello unido al paulatino desmantelamiento de distintas coberturas sociales del Estado y la Comunidad Autónoma.

Debemos defender la sensibilidad social y políticas justas y reclamar por activa y por pasiva ayudas a los que peor lo están pasando.

Pero supongo que  el gobierno municipal del PP no puede presumir de “buena situación” financiera. Entonces que nos van a prometer esta vez???  Me gustará escucharles, que es lo único que puedo hacer, lo de creer ya pasaría a ser un acto de fe.

[su_row][su_column size=”1/2″]

Antonio Lara Ballesteros

Candidato nº6 al Ayuntamiento de Arganda

[/su_column] [su_column size=”1/2″]DSC_0660 15x10[/su_column] [/su_row]