Motivación: Llevo viviendo cerca de una década en Arganda y viendo como el gobierno del Partido Popular va degradando su vida pública y cultural.
Merecemos un gobierno democrático al servicio de las mayorías sociales que ponga a las personas en el centro. Una ciudad como Arganda necesita gente en las instituciones que apueste por los ciudadanos y que de a estos unos servicios serios y públicos.
Arganda necesita ser para todos/as, uniendo a su ciudadanía sin importar de donde se sea.

Es la hora de la gente en Arganda. ¡SI SE PUEDE!